Barrio: una palabra tan inmediata pero tan difícil de definir. Originalmente, se usaba para definir aquello que estaba fuera. Pero hoy, este término tan coloquial se ha resignificado y desdoblado de muchas maneras y contrario a su etimología, se asume el barrio como una entidad intraurbana. Pero, ¿qué es el barrio?, ¿dónde empieza y dónde acaba?, ¿por qué no es lo mismo barrio que colonia?, ¿cuál es el significado que ha tenido la palabra a lo largo de las últimas dos décadas?, ¿cómo se autodefine el Barrio de Miravalle en Iztapalapa? 

Para aclarar, el barrio, al menos en el contexto de las ciudades mexicanas, es un territorio ambiguo, sin límites administrativos claros. No es una colonia, aunque una colonia puede ser un barrio. No marca una periferia, aunque un barrio también puede ser periférico. Lo que sí parece estar más claro, es que el barrio es un lugar definido “por alguna característica de la gente que vive en ella, por alguna peculiaridad suya o por su historia” como lo define el mismo diccionario del COLMEX. 

¿Fue siempre así?, ¿cuando se vuelve relevante hablar y defender este concepto? 

Marco Rascón, gran agente cultural, activista y luchador social, que ayudó estructurar la Asamblea de Barrios en los años 80, define barrio como “hasta los años 80´s el uso del término “barrio” o “barriada” era peyorativo, pues lo moderno era “el condominio” o la “colonia”. Tras los sismos de 1985 en la Ciudad de México, el término se fue transformando y se inició una nueva forma de integrarlo y usarlo en la sociología, la cultura, el patrimonio y la arquitectura”. 

Hoy, barrio tiene muchos más significados, y como es una autodefinición, le preguntamos al barrio de Miravalle en Iztapalapa: ¿qué es un barrio? Para eso hicimos un programa especial del podcast, grabado en Miravalle, Iztapalapa con la participación de Sandy Bell Arias, Jorge Carbajal, Rogelio Estrada, Sandra Guillermina Galicia, Raquel Martínez, Adán Olguín, Mayra Romero. Todos miembros de la Asamblea Comunitaria de Miravalle. 

Miravalle es un barrio en Santa Catarina con una población de aproximadamente 10,000 habitantes, fundado en los años 80. En sus orígenes, esta urbanización autogestiva vivió una fuerte participación social, motivada principalmente por la consecución de los servicios urbanos de primera necesidad (agua, luz, drenaje, pavimentación, tenencia de la tierra, etc). Esto les dio una gran experiencia organizativa. Es una comunidad que tiene una estructura social única, con una asamblea, comedores comunitarios, huerto propio, biblioteca: todo ello resultado de un proceso participativo. En fin, un barrio del que hay mucho que aprender: 

Raquel:

“Para mi barrio es un área geográfica, un territorio que habitamos e intervenimos. Lo intervenimos con nuestra acción cotidiana: el caminar por las calles, el saludarnos, el estar interactuando de manera permanente. Es un lugar donde se va tejiendo la convivencia de todo tipo. Entonces, para mí, es un área geográfica donde estoy insertada y donde interactúo con la gente y con el medio que me rodea, porque mi barrio tiene características muy propias”.

Adán:

Barrio: “conjunto de habitantes, donde están jóvenes conviviendo, que están distrayéndose, donde están conviviendo familias, niños, de todo tipo. El barrio es el estar interactuando, conocerse”.

Mayra:

“Para mí el barrio es un lugar donde todos conviven. El convivir, el orientar, que todos nos entrelazamos bajo una misma vivencia entre nosotros, pero también compartimos varias necesidades. También nos regimos por usos y costumbres a pesar de que no seamos pueblos originarios. También tenemos costumbres de comunidad, de barrio. También hay grupos en los cuales cada uno se decide de acuerdo a sus particularidades. Lo adultos mayores igual lo tienen. Pero todos al final organizamos o tenemos un conjunto en común”.