Es un lugar para vivir que logra una relación estrecha entre los humanos con la naturaleza. Ubicado a 15 km. de Valle de Bravo, es un sistema vivo con cerca de 200 hectáreas de bosque que ofrece a sus habitantes, un vínculo estrecho y comprometido con su entorno natural.